Técnicas manuales

Todas las prácticas del CBZ utilizan las técnicas manuales como complemento al trabajo de consciencia corporal característico de la psicología corporal.

En nuestra  filosofía de trabajo se utilizan estas técnicas como herramientas para una integración completa de todos los sistemas corporales.

El CBZ trabaja, lejos del modelo médico, que actúa sobre el punto de dolor intentando suprimirlo apoyado con cremas analgésicas y antiinflamatorias. Todo lo contrario.

El dolor tiene una causa que muchas veces está fuera del punto doloroso para lo cual se realiza un estudio pormenorizado de la persona, síntomas físicos, emocionales, formas particulares de reacción, estudio del movimiento, etc. después de lo cual se actúa.

El criterio de evaluación y actuación sigue la línea integrativa a la que nos venimos refiriendo.